Malasaña

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 12:15 a. m.

Todo el camino me tomaste de la mano
y yo pensé en que todo estará bien
incluso hacía buen clima y tú ibas guapa,
quiero decir, se veía tu esfuerzo por verte especial:
camisa blanca y falda negra,
parecías una misionera dispuesta a todo
y tu pelo, lleno de hormonas, olía muy bien.
'qué guapa muchacha'
pensaba cuando nos sentamos en la terraza de ese bar
y un mesero igual de guapo nos preguntó ¿cómo van, chicos?,
tu respuesta tampoco fue alarmante,
dijiste "bien" y entonces yo pensé que estabas bien.
Se hacía de noche y la iglesia frente a nosotros olía a piedra rota.
Bebimos y yo hablaba,
pasó un amigo tuyo luego una amiga mía
luego el señor que tenía hambre y le dimos diez euros
y una muchacha te pidió un cigarro;
demasiados testigos.
Entonces lo dijiste y yo escupí,
pudo haber sido cualquier cosa:
"me iré del país,
papá murió, 
tengo cáncer,
ya no te quiero"
la verdad es que no recuerdo,
pero qué chistoso, escupí,
arruiné tu blanca camisa con mi saliva y mi alcohol.

Ojalá no hayas dicho algo importante,
del resto no me acuerdo.
Aún sigo apenado por el desastre que hice,
espero puedas perdonarme
por ensuciarte de esa manera.



6/05/15

Comments (1)

ay... tengo ganas de ensuciar o que me ensucien, de meter la pata y que haya o no testigos, eso me importa poco.

un abrazo!