Cuatro poemas de Leonard Cohen

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 2:39 a. m.

Una de las cosas más hermosas que me ocurrieron en Madrid fue encontrarme esta joya de libro. He sido muy feliz leyéndolo. Dejo acá cuatro versiones mías de cuatro poemas que están en ese libro. Si das click acá puedes encontrar otra versión de otro poema que hice de Leonard Cohen, porque Leonard Cohen es el puto jefe.




Esto es todo

Esto es todo
No iré por ti
Voy a acostarme durante media hora
Esto es todo
No bajaré
por tu memoria
No frotaré mi rostro en ella
Voy a bostezar
Voy a estirarme
Me voy a encajar una aguja de coser
en la nariz
y me picaré el cerebro
No quiero amarte
por el resto de mi vida
Quiero tu piel
cayendo de mi piel
Quiero que mi mordaza
libere tu mordaza
No quiero vivir
con esta lengua
y esta sucia canción
colgadas
en el sitio
donde va mi bate de béisbol
Esto es todo
Ahora dormiré, mi amor
No intentes detenerme
Me iré a dormir
Tendré un rostro suave
y babearé
Me ames o no
yo estaré dormido
Esto es todo
El Nuevo Orden Mundial
de arrugas y mal aliento
no va a ser
lo que era antes
de que te devorara
con mis ojos cerrados
deseando que no te levantaras
y te fueras
Voy a ser algo más
Algo peor
Algo más tonto
Algo como esto
pero chiquito


La luna

La luna está afuera.
Vi esa gran y simple cosa
cuando salí a mear.
Debí verla por más tiempo.
Soy un triste amante de la luna
La vi toda de una sola vez, y eso fue todo,
para mí y para la luna.


Perturbado esta mañana

Ah. Eso.
Eso era lo que me tenía perturbado
esta mañana:
mi deseo volvió,
y otra vez te quiero.
Lo estaba haciendo bien,
ya lo había superado.
Las mujeres y los hombres eran hermosos
y yo era un anciano, a todos los amaba.
Y otra vez te quiero.
Quiero toda tu atención.
Quitarte con prisa las bragas
que te cuelguen de un pie,
y que nada haya en mi mente
mas que estar adentro
del único lugar
que no tiene adentro,
ni afuera.


Otros escritores

Steve Sanfield es un gran maestro del haiku.
Vive en el campo con Sarah,
su bella esposa,
y escribe sobre cosas pequeñas
que resaltan de las demás.
Kyozan Joshu Roshi,
quien ha llevado a cientos de monjes
al despertar absoluto,
enuncia las simultáneas
expansiones y contracciones
del cosmos.
Y yo sigo hablando
de una noble jovencita
que se quitó los pantalones
en el asiento delantero de mi jeep
y me dejó tocar
el origen de la vida
porque yo estoy muy lejos de eso.
Y debo decirles, amigos míos,
prefiero lo que yo hago a lo de ustedes.






4/05/15

Comments (0)