Un poema de David Lehman

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 1:55 a. m.

Traduje un hermoso poema de David Lehman


Cuando una mujer ama a un hombre


Cuando ella dice margarita quiere decir daiquiri.
Cuando ella dice quijotesco quiere decir mercurial.
Y cuando ella dice, "jamás volveré a hablarte"
quiere decir,"abrázame por detrás
mientras miro desconsolada por la ventana"

Se supone que él debe saber eso.

Cuando un hombre ama a una mujer él está en Nueva York y ella
en Virginia
o él está en Boston, escribiendo, y ella está en Nueva York, leyendo,
o ella viste un suéter y lentes oscuros en el Parque Balboa y él
recoge hojas en Ítaca
o conduce hacia East Hampton y ella está
desconsolada
en la ventana mirando la bahía
donde una regata de velas multicolores pasa
mientras él está atascado en el tráfico de la autopista de Long Island.

Cuando una mujer ama a un hombre es la una con diez de la madrugada
ella duerme él mira la puntuación del juego y come pretzels
bebe limonada
y dos horas más tarde se despierta y se tambalea en la cama
donde ella permanece dormida y cálida.

Cuando ella dice mañana quiere decir en tres o cuatro semanas.
Cuando ella dice, "estamos hablando de mí ahora",
él deja de hablar, Su mejor amiga llega y dice,
"¿alguien se murió?"

Cuando una mujer ama a un hombre ya han ido
a nadar desnudos al arroyo
en un glorioso día de junio
con el sonido de las cascadas cayendo
sobre las rocas lisas como una risa que se contiene,
y no hay nada extraño en el universo.

Sobre ellos caen manzanas podridas.
¿Qué más pueden hacer sino comerlas?

Cuando él dice "nuestra era es de transición",
"eso fue muy original", ella responde,
seca, como el martini que sorbe.

Ellos pelean todo el tiempo
es divertido
¿Qué te debo?
Empecemos con una disculpa
Ok, lo siento, imbécil.
Un cartel se levanta y dice "risas"
es una imagen silenciosa
"he cogido sin besar", dice ella,
"puedes citarme en esa frase",
que suena genial con acento inglés.

En un año terminaron diez veces e intentaron volver
otras nueve veces.

Cuando una mujer ama a un hombre, ella quiere encontrarlo
en el aeropuerto de un país extranjero, en un jeep.
Cuando un hombre ama a una mujer, él está allí. Él nunca se queja
de que ella
              llegue dos horas tarde
o que no haya nada en el refrigerador.

Cuando una mujer ama a un hombre, quiere mantenerse despierta.
Ella es como el llanto de un niño
cuando cae la noche y no quiere ver al día terminar.

Cuando un hombre ama a una mujer, él la mira dormir, pensando:
como la noche a la luna, el sueño es para quien amamos.
Miles de luciérnagas le parpadean.
Las ranas suenan como la sección de cuerdas
de una orquesta que está calentando.
Las estrellas cuelgan como arracadas con forma de uva.



David Lehman (Nueva York 1948). Poeta. Ha publicado ocho libros de poesía. Actualmente es profesor en la universidad de Nueva York.


Comments (0)