Tres pasteles de zanahoria

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 5:48 p. m.

No sé el significado de muchas cosas,
pero puedo decir con certeza
que hoy lloverá.
Sé también que esta gente que pasa por la calle
conoce lo que pasará
en -calculo- una media hora,
porque caminan como si algo los persiguiera,
sin embargo, en su cara llevan la cara de alguien
que no le tiene miedo a las certezas.

No conozco el significado, por ejemplo,
del tic de la mesera que me atiende:
se rasca la nuca con una violencia
que dura apenas uno o dos segundos.
No son piojos ni la ineficacia de su champú,
es, y lo entiendo de esta manera, una forma de regresar,
de poner los pies en la tierra, de permanecer.

En la panadería compro tres pastelitos de zanahoria
y bromeo con el hombre que me atiende.
Aquí hay algo que comprendo a la perfección:
tengo hambre, mucha hambre.
Me he quedado sin dinero, pero sonrío.
Ya habrá manera de terminar el mes.

Releo los poemas que están en mi libro, mi único libro.
Lo cargo en mi mochila por si alguien lo compra,
porque siempre hay personas que les interesa
conocer las cosas que los demás no entienden.

Ha comenzado a llover y una gota se expande
en la mitad de la página.


22 de mayo del 2014



Comments (0)