Ómnibus detenido en la carretera a Querétaro

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 2:52 p. m.

Por si fuera poco había un incendio en la carretera,
y la mirada de las cosas se desviaba 
al negro quejido de la tierra y la hierba.

No quiero decir que este rojo atardecer es parte del fuego,
pero así es.
El cielo es ascua y quiere alcanzar a mis manos.

Ya es de noche y podemos morir. 
El vuelo de la vida se suspendió 
como el ladrido del perro con el puntapié.

Sólo una cosa sé de cierta: tu cara y la mía
iluminadas
por el fuego de una carretera.

Por si fuera poco, aun cuando el incendio permaneció inmóvil,
quisimos enojarlo: insultos, muecas, sospechas, silencios.
El fuego nos rasguñó para hacernos saber que no tenemos sangre.

Ahora es de noche y atrás yace el fuego
repitiendo el mismo poema  
a lo que nos queda de sombra

en un afilado idioma de picos rojos...



20 de abril del 2014

Comments (0)