Cinco poemas

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 1:16 a. m.

Mi única virtud es sentirme desollado
en el templo y la calle, en la alcoba y el prado

Ramón López Velarde

I

Me miró fijamente a los ojos por una fracción de segundo.
Vi que en su cintura se enredaba otro brazo,
uno verdaderamente ajeno.
Veloz, miré a mi compañera,
alzó las cejas y,
no estoy seguro,
la mano izquierda.

No dije nada por un rato.
Mi compañera me abrazó,
me dio las gracias
por haberle dado a Dios.

Cierro los ojos:
la carne ajena
que antes fue suya
empapada en sudor,
gimiendo con la violencia
del pasado.

QUIERO QUE ESTE POEMA ME HAGA DESPERTAR.


II

Mañana por la mañana
mi compañera vendrá a casa.
Le pedí que usara falda.

No puedo dormir.

El sexo es un juego donde las flamas son demasiado reales.


III

Yo fui igual a esos hombres
que rodean con sus palabras
a la ingenua sombra
de mi compañera.

Yo también la seguí hasta el fondo de sus secretos
usando la astucia negra de los desesperados.

Yo hurgué en sus cajones, comí las migajas que flotaron en su saliva.
Yo, igual que ustedes, no tenía nada que perder.

Y aunque gané
este juego no tiene reloj.
Veo en su hambre la sombra de mi pasado.

IV

Otelo deja su cerveza, inclina el rostro,
me mira fijamente,
y entre el ruido de los comensales
y los pasos de los meseros,
escucho su voz
en el espeso tono del regaño.

Pido un vaso con agua
y la mesera
con una enorme amabilidad
responde mi pregunta:
cuando amas, amas
y cuando no, pues no.

Otelo alza las cejas
en la universal mueca de
'tengo razón y lo supe desde siempre'.
Bebo el agua de golpe
y después de suspirar
le digo,
usando por primera vez al silencio,
que nunca entenderé este juego.

V

Fuimos al río,
mi compañera y yo.

Con las manos sacó a un pez.
Con las manos saqué un pez.

Nos besamos sobre el aroma de piedra mojada.
Ambos peces, en agonía, rebotan en la hierba.
Ambos peces, en agonía, chocan entre sí.

¿Qué hay de los ríos de sangre
que existen dentro de los peces
que matamos cuando aprendemos a respirar?

¿eh, Heráclito?




23 de abril del 2014



Comments (0)