Cuatro cosas que me dijo el hombre que se está formando en la luz de mi risa y mi mirada

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 11:02 p. m.

Me dijo el hombre que se está formando en la luz de mi risa y mi mirada:



Lo único que tienes en la boca es la música de esos pájaros que desaparecieron el día en que tus pies cobraron la forma de un océano invisible.

Mi cuerpo es ahora el remo que embiste el agua que se formó gota a gota desde las nubes cuya forma creías adivinar cuando eras niño.

Los muertos pueden mantener los ojos abiertos bajo el agua, puedo verlos y puedo ver también las plumas que desde el cielo, y en un viaje horrible y pasmoso, cayeron hasta el océano de tus píes; si las acercas a mi oído podré escuchar el amanecer temblando como una perra hambrienta. Si las acercas a mi oído podrás escuchar el lento crujir de la arena que se pudre entre los pies de la gente rara, la gente que te devora hasta que de ti sólo queda humo.

Y la mujer que entre tus dedos también es pájaro y mar y remo y cadáver. Y ella, quien desafina las cuerdas que mantienen flotando a los barcos donde viajan nuestras manías. Ella me dijo que miento.



Esas
y otras cosas
me dijo el hombre que se está formando en la luz de mi risa y mi mirada.








6 de marzo del 2014



Comments (0)