Idiota

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 4:58 a. m.


go away
i'm depressed
come back
i'm having a contest for feeling tired
why am i having a contest
i want to win
or i'll kil everyone
murder isn't bad
i feel stupid

Tao Lin



NÚMERO UNO ROMANO

Estoy desesperado
me voy a morir
un poema no debería guardarse secretos
me duele ver cómo me reparto
cómo sirvo cachitos de mí sobre platos desechables
y una larga fila de gente
que le tiene miedo a los huracanes
va avanzando y a ella le toca un riñón y a él un puñado de pelos
y a mi madre un pulmón lleno de mierda
y a mis amigos la sangre que nunca pude usar
para dibujar sobre la espalda de la mujer que amé
y la mujer que amo está en algún lugar de esa fila
mandando un mensaje en el celular
o aguantándose las ganas de hacer pipí,
la mujer que amo no sabe qué es la poesía
y confunde quesadilla con pesadilla
¿el huracán llegará pronto?
¿ya hay gente muerta en las ciudades vecinas?


NÚMERO DOS ROMANO

Quizá deba salir corriendo y cumplir mi sueño de la infancia:
meterme a la casa de una familia desconocida
y decirles que estoy desesperado porque la vida no funciona
que me dejen vivir con ellos que no ocupo espacio que me baño a diario
que tengan misericordia de mí porque me desespero por la vida
porque el engrane de este robot que se la mantiene diciendo palabrotas
se atasca y hace que un niño en África tenga hambre y hace
que yo llore porque una muchacha me besó y luego se arrepintió,
yo quiero tener hambre y llorar y un niño en África quiere ser
despreciado por una mujer que no sabe lo que quiere
todo está al revés
mi pijama está al revés
mis poemas están al revés
mi corazón está al revés, cuando muera y hagan la necropsia dirán
el corazón de este pendejo está al revés
y una enfermera dirá que parece una berenjena muy roja
y otra enfermera dirá que eso me merecí por pendejo
y otra enferma no dirá nada y nomás se va a reír.


NÚMERO TRES ROMANO

Déjame ser como el muchacho con el uniforme de la prepa que se sube al camión y se sienta a lado tuyo y por alguna razón te deprime y te hace sentir miserable porque le ves la cara y en sus ojos hay algo que todavía no entiendes.

Déjame ser como la estatua que está en algún parque del centro y de noche ser más interesante de lo que no soy realmente y de día volver a ser lo que soy una estatua en algún parque del centro y casi ni ser nada  algunos incluso pensarán que soy un transeúnte.

Déjame ser como los taxistas que trabajan de madrugada y escúchame aunque no tengas ganas porque te estoy llevando a donde quieres ir y si no llegas ahí no eres nadie escúchame porque eventualmente te vas a bajar y yo seguiré manejando de noche a expensas de que me asalten y me maten.

Déjame ser como tu exnovio y tomar todas las formas que yo quiera y hacer que te de hambre mientras estás llorando o hacer que llores mientras comes y toda tu familia piense que necesitas ayuda y te manden a Monterrey a vivir con tus tíos un rato nomás para que te alivianes.

Déjame ser como un policía federal y ten mucho miedo cuando me veas porque puedo revisar tus bolsas y encontrar tu xanax sin receta o el poema horrible que escribiste la otra noche que trataba de Escila y Caribdis tomando xanax sin receta.

Déjame ser un gato.









27 de Enero / 2013

Comments (0)