Invocación al abismo

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 3:24 a. m.

Mi voz cabalga montada en el vacío
viaja hacia el centro de mi carne
buscando el poema que escribí
cuando era un niño cubierto por el fuego de las cosas.
El amor se convirtió en esta niebla
que ya no remoja las cabezas de los niños
ya no hay niños que se sientan lluvia
ni hay incendios que pequen de asesinos.
No hay muchachos que sonrían como arcángeles maníacos.
No existe el ritual de la desesperación
¿Dónde quedaron las brujas que amamantaban al reflejo de mi infancia?
¿A dónde fueron las tarántulas que cada noche venían a mí para ser alimentadas?

Mi voz cabalgó entre pájaros de papel,
mi voz se detuvo junto al agua de mis antiguos poemas.
Se hincó temblando
frente a los hombres que intentan colorearla
y vomitó.








7 / Agosto / 2012

Comments (0)