La Force

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 10:25 p. m.

"Un hombre debe tener por lo menos dos vicios, uno solo es demasiado"
    - Bertolt Brecht

    Siempre cuando entro me desvanezco desde los pies. Como si cada árbol y cada raíz quisieran reivindicar mi vida pasada de arbusto soberbio y en un ridículo intento por cobrárselas me derriten la poca energía que resguardo en las esferas de mis rodillas.
    Es como si cada que piso el suelo fuera una esponja y de esa cama de tierra y hierba se escurrieran los olores de todas esas abejas que ya picaron los ojos de mi historial de llantos y frío. Es más miedo que respeto y más angustia que resentimiento, porque cada rincón me esconde un espejo con luces de calendario donde los truenos se me manifiestan como enormes bolas de sal celeste que chocan con la barba de Dios. Y los niños jugando se ven tan inmunes a ese desconsuelo de árboles y tierra porque sus ojitos todavía no prueban el aceitoso ámbar de la paradoja, quiero ser ellos, quiero mirar al cielo sin miedo a verme como un pájaro hecho polvo. A pesar de sentirme con la vida en las manos, ese frío verde me sigue conformando tu rostro desigual con cicatrices de gasolina y anécdotas que no se debieron haber contado.

    Cantaste en mi oído todas las mentiras del mundo.

    Regresé a ese infame lugar donde la voz de mi cuerpo me exigía correr a un lugar lleno de muerte. Me quiero esconder.

    Y antes era un aeropuerto.

    7/5/10

    Comments (0)