Tres poemas de Shuntaro Tanikawa.

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 7:47 p. m.

Aquella persona

Aquella persona.
Pude haber vivido mi vida entera
sólo amándola,
y cuando yo muriera
viviría en su memoria.

El cielo azul que se extendía sobre ella
sólo me pertenece a mí.
Y al sol que iluminaba sus mejillas
nunca lo hubiera preferido sobre nadie más.

En el pueblo donde ahora ella vive,
más allá de las montañas cubiertas de nieve,
cuidará a sus hijos
y la rodearán sus nietos.

La felicidad, como una ilusión, es transitoria
y, como un fósil, permanecerá por siempre bajo tierra.

Ya puedo ver
sus ojos tranquilos.



Veinte mil millones de años luz de soledad

La humanidad duerme en un
globito, despierta y trabaja
y desea -de vez en cuando- hacer amistad con los de Marte.

Los marcianos en un globito,
están, probablemente, haciendo algo; no sé qué
(tal vez están durmiendo, se visten, están inquietos),
y desean -de vez en cuando- ser amigos de la Tierra.
Este es un hecho muy gracioso del cual no me cabe duda.

Esta cosa llamada gravitación universal
es el poder de la soledad que trabaja.

El universo está distorsionado
así que todos se unen en el deseo.

El universo se expande
así que todos se sienten intranquilos.

En la soledad de veinte mil millones de años luz,
sin pensarlo, estornudé.


Atardecer

A veces releo poemas que escribí hace mucho.
No hago preguntas de cajón como "¿qué sentía el autor cuando escribía este poema?"
Cuando escribes un poema, no hay nada más que el sentimiento de querer escribir un poema,
incluso si escribo que estoy triste
sé que aquello no significa que estuviera triste en ese momento.

Es difícil leer con criterio mis propios poemas.
Casi los he olvidado, y mientras no le pertenezcan a alguien más,
es imposible que sean míos.
El poder asumir esa responsabilidad es algo que ya perdí.

A veces, de forma inesperada, me encuentro conmovido por mis propios poemas.
La poesía enciende el lirismo que se oculta en cada persona.
Podríamos decir que esto ocurre con descaro y con desvergüenza.

Escuché que Saul Bellow dijo alguna vez que el propósito esencial de la literatura
es el plantear cuestionamientos éticos
pero la verdad que estriba en la poesía es diferente a la de las novelas.
Más que en la progresión del tiempo, los poemas se preocupan por los instantes.

Pero mientras releo mis poemas, me digo a mí mismo:
yo no puedo escribir así.
El día es más que su atardecer.
No puedo vivir sólo por y para eso
sin importar cuán hermoso sea.





Shuntarō Tanikawa (谷川 俊太郎 Tanikawa Shuntarō ) (15 de Diciembre, 1931, Tokio, Japón) es uno de los poetas contemporáneos más importantes y más leídos de Japón. Es autor de más de setenta libros. Poeta querido y admirado en su país natal, donde se ha encargado de traducir las famosas tiras cómicas de Snoopy y Charlie Brown. Shuntaro Tanikawa es, hoy por hoy, uno de los poetas más importantes del mundo.


Comments (0)