Axioma

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 2:13 a. m.

Cuando la miasma cae
desde la nube más negra
que tú mismo inventas,
recorre tu cara
y es miel podrida,
baja por el pecho
donde reanima
a los insectos
que nunca te sacudiste.
Y en tu sexo,
ay, tu sexo:
lo cubre como el abrazo
de una madre hipócrita.

Pero la miasma no es real.

Existes tú, de pie, en la orilla de una playa
donde el sol es otro mar
que no permite tormentas
porque todo es fuego.

Date cuenta, todo arde,
y es hermoso.

El pasado es fuego,
el murmullo intraducible de la felicidad es fuego,
los animales de tu consciencia
están hechos de fuego.

A diario aprendemos acerca de las cosas que no están ahí.




25 de abril del 2014








Comments (0)