El Paraíso, el Espacio Exterior I

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 10:23 p. m.

Ejercicio inspirado en el poema de Mariano Blatt

El Paraíso, el Espacio Exterior

El Paraíso, 
el Espacio Exterior
un beso a la mitad del desconcierto,
el aroma del aire acondicionado los últimos días de Abril
y las manchas de vómito en los pantalones
de tu mejor amigo.
Las ganas de morirse cuando la lluvia es hermosa,
el cruel sentido de la economía. Un perro gigante
paseando a la chica de tus sueños.

El Paraíso, 
el Espacio Exterior
un destello de lucidez en el hospital.
El ruido que hacen los besos ajenos
mientras miras desde el otro lado de la mesa
con unas hermosas ganas de morirte.

Un horrible sombrero encima de una cabeza hermosa.
El sonido de un poema
en los labios de alguien que acuchilló tu vida.
El sabor de la cerveza mientras mamá te observa.

El Paraíso,
el Espacio Exterior
un niño con las rodillas llenas de sangre bebiendo agua de una manguera.
Esperma escurriendo en la espalda de la mujer que amas.
Las cosas que caen por su propio peso
y los pájaros que vuelan rodeando a los que se aman.

El extrañar a alguien que te mira fijamente
desde el otro lado de la calle.
Jugar al Mortal Kombat en la maquinita 
mientras alguien te abraza por la cintura.
El Paraíso,
el Espacio Exterior
acostarse desnudo en la mano de un fantasma.
Un hermoso poema escrito por alguien lleno de miedo.
Las drogas que se meten con tu alma y no con tu cerebro.

El Paraíso,
el Espacio Exterior
la carretera DF-Puebla
y la neblina que te hace creer que estás muerto.
La gente que piensa en ti cuando te masturbas.
El aroma del sexo en la tormenta de nieve.

El Paraíso,
el Espacio Exterior
hermosos nombres:
Frida, Ana, María, Raquel,
Jehú, Efraín, Darío, Carlos.
Una bolsa llena de gomitas.
El té de canela mientras mamá adorna el pino de navidad.
Lamer el plato.

Chinos que sonríen cuando te atienden.
Una banda de punk que no le habla al público
y gente bailando como desesperados.
El Paraíso,
el Espacio Exterior
holandeses tomándole fotos a niños rarámuris que sonríen.
Septiembre y el amanecer púrpura de los jueves.

El olor del curry,
una mentira dicha en el momento perfecto
y hace que todos sean felices y brinden y se vayan a dormir.
La grasa que chorrea de un kebab.
Fotos donde todavía no existías y esas miradas
no advierten la llegada de tu sombra.
Los gemidos de tu exnovia.
Andar descalzo en el perímetro de una alberca.

El Paraíso
el Espacio Exterior.






4 de Agosto / 2013

Comments (0)