Estoy solo en una isla sin dálmatas

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 4:29 a. m.

Ella tiene el poder de la niebla
y un pasado lleno de colores que se mueven,
que caen sobre el asfalto de mi calle
aquí y ahora;
los autos vuelcan y los perros se confunden,
mi casa está inundándose
y no sé nadar.
Perdónenme.
Ella, con su voz de alacrán, invocó al invierno
y el vaho sale de mi hocico
y se mezclará con el aire
hasta ser un solo veneno
que nos llevará las manos al cuello
a la mitad de la canción
para luego caer de rodillas;
la piel se irá haciendo de humo
los ojos volverán a ser dos nubes
que no gritan
no gimen
nada.

Ella tiene una sombra que enreda a los pájaros y los hace caer
como caen los suicidas del rascacielos.






6 de  Enero / 2012


Comments (0)