Poeoma I

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 1:27 a. m.

Escribí algo en la blanda hoja de mi vientre
y respiraba
y la hoja era un terremoto con vida
y era un poema que hablaba del miedo.
Me miro al espejo y veo la nuca de la muerte
encuentro a esa enredadera que mi madre vomitó
en sus épocas de princesa arborea
el espejo se mueve y dentro de él
un enjambre de miradas imita con gracia
a mis ganas de no llorar
en el espejo está la efervescencia
                                     de las ventiscas
hay un baile de flores milagrosas
que espanta a la muerte.
Mira
        mujer
                  somos inmortales
porque ya nos tragamos todas las tinieblas
que se desparramaron en tu cocina
y la comida
sabe a besos
y los besos
         saben a piedras.
En el espejo veo ese poema que infla mi panza,
veo a la estrella preñada por el niño de mis entrañas.
Las estrellas se apagarán
y nos darán el regalo de los dioses.
Respiro como si me estuviera muriendo
y las estrellas se contraen porque el poema
                           se hizo de sangre.
Los espejos no saben mentir, mi panza se abre.
N U E V A L U Z D E L M U N D O
no les digas a las cucarachas que la contraseña de mis tripas
son dos palabras
escritas con parsimonia.
Dos palabritas de incendio
que derriten toda tundra
que tumban tumbas.
Dos palabras estampida
que vuelven cada noche a inflar mi vientre. 


Tú que mordiste mis venas como si fueran caramelos
tú que llenaste de vainilla a mi cuello degollado
tú que apareces cada que abro mi puerta
en la oscuridad
y te escondes con la mirada de un fantasma
que no parpadea.
Tú lloras y amenazas con irte
flotando sobre los charcos de oro
que se te escurrieron del cabello.
Te digo que juguemos ajedrez
y entonces tu rostro me sonríe
y me dices que me relaje
hache tres caballo
je cuatro peon
efe cinco reina
te mueves como quieres
y se hace lo que quieres
porque de tus dedos surge la música del mundo
y ni el más infame de los porvenires
sabrá esquivar mis flechas pájaro.

Me invitaron a una ceremonia de muerte
y pensé en llevarte conmigo,
pero supe que no irías
así quo no.
Si tú no vas yo no voy.


Diecisiete de Agosto del 2011



Comments (0)