Que estén llorando no significa que sus lágrimas sean agua dulce para tierra sedienta

Posted by Jesús | Posted in | Posted on 1:16 a. m.

Y están esos que derraman lumbre sobre la sombra, los que lamen sus huellas sin darse cuenta que al mismo tiempo escupen la tierra que los alimentó.
Y están esos que dan brincos sobre los frágiles espejos que rodean sus límites, rascando el ojo de Dios empapándose los dedos con mermelada de dedos.
Y están esos que se ahogan en el doloroso suspiro de la sorpresa.
Y están esos que huyen con los ojos cerrados hacia un deterioro perfumado.
Y están esos que tiemblan de hambre pero vuelan con la misma gracia de una pluma inflamada en lágrimas.
Y están esos que se siguen preguntando cuál es la historia del fuego.
Y están esos que extrañan tanto frío lleno de tiempo y hormigas.
Y están esos que se rascan las ideas y se descuidan las barbas.
Y están esos que aman con la potencia de un chorro de sangre.


Que todos ellos corran
formando en mi vista
un enjambre de moscas
que no sirven para nada.


Diecisiete de Enero del 2011

Comments (1)

(y)